marzo 14 , 2018 castillo-santo-domingo

¿Qué hacer en Moguer?

qué hacer en moguer - Castillo de Santo Domingo

Por si vas a ir, quieres ir o estás en nuestro maravilloso pueblo y te preguntas ¿qué hacer en Moguer? Queremos proponerte un par de ideas que pueden gustarte y serte muy útiles. Si te interesa o necesitas información sobre todo lo que tiene que ver con la celebración de eventos en Huelva te interesamos; y si además eres apasionad@ de la gastronomía te interesamos por partida doble. ¿Por qué? ¡Léenos y sal de dudas! 😀
Es lógico que, si no conoces nuestro pueblo, si lo visitas, puedas preguntarte ¿qué hacer en Moguer? Y para sacarte de dudas te diremos que, entre todos los atractivos que reúne, hay un par de ellos que nos tiene como protagonistas. ¿Conoces el Castillo de Santo Domingo de Moguer?

¿qué hacer en Moguer?

En la Calle Santo Domingo número 16 os espera nuestro salón de celebraciones (Castillo de Santo Domingo), una antigua bodega de castillo que os encantará conocer. Por lo primero que os puede interesa visitarnos es si sois amantes o profesionales del mundo de la organización de eventos; o si estáis preparando un evento muy especial en Huelva y aún no sabéis dónde vais a celebrarlo…

Organizamos bodas, bautizos, comuniones, celebraciones familiares y entre amigos siempre inolvidables. Con aparcamiento propio, catering propio y unas instalaciones envidiables, son muchas las personas que apuestan por el Castillo de Santo Domingo. ¡Nuestro patio es una de las zonas preferidas del castillo! 😛

El otro motivo por el que os animamos a descubrirnos es por si queréis disfrutar de una comida o una cena única y diferente en nuestro restaurante. Si visitas Moguer, una parada en el Castillo de Santo Domingo os traerá la mejor gastronomía de Huelva y una exquisita carne a la brasa, entre otros atractivos.

Os enlazamos a nuestra página en Facebook y a nuestro perfil en TripAdvisor para que nos conozcáis mejor.

Puedes reservar en el restaurante del Castillo de Santo Domingo llamando al 959 37 07 24 o escribiéndonos un correo electrónico.

Deja un comentario